domingo, 29 de julio de 2007

El corte del verano

Es ya una práctica habitual -una vez llegamos a estas fechas veraniegas- ver en el telediario montontes de noticias sobre la "operación bikini". Es decir, ponerse hasta el culo de gimnasio para lucir el mejor palmito posible en nuestros paseos veraniegos por la playa o la piscina. He observado que se pasa por alto el primer y más grave impacto a la vista...Pues nada, aquí os dejo la ilustración, que se explica mejor que yo. Saludetes y disculpad por no actualizar más a menudo, es que el veranito está para irse uno a cualquier parte y no veais la pereza que da ponerse a hacer algo expresamente para el blog. A disfrutar.
Se me olvidaba la pregunta: ¿Qué es lo que más os incomoda del verano?

3 comentarios:

gema dijo...

Hooolaaa!! Qué chulo te ha quedado!!Lo que más me incomodan son las avispas...las odio...bueno... y sentirme como una colchoneta hinchable cuando estoy con mis sobrinos en la piscina...niños pa'rriba... niños pa'bajo...niños queriéndome ahogar al grito: A POR LA TIIIAAA!!!Bueno, pero lo que más me gusta de este verano es estar con ellos y disfrutar de las batallitas que se montan, como por ejemplo que los gatos se compran de una "gatería" y que le pongan a un minino recién nacido "supermán" y le canten: Supermán chorizo con pan... jojojo!!!! Ale niño, sigue difrutando de las vacaciones!! besos tete!!

MayJo dijo...

¡Lo que más me incomoda del verano es tener que estudiar las dos asignaturas que me han quedao para septiembre!

Anónimo dijo...

te ha quedado muy cuco y mono el dibujo... jejejee. ahora en serio, me encanta, es divertido y super gráfico, casi no le hacen falta palabras.
lo que me incomoda del verano es la calor, sobretodo si es la calima que hay en la costa, en el interior se soporta mejor, si no tienes que salir al sol.
aunque, la verdad, lo que más rabia me da es pasar frío en verano. donde trabajo tienen el aire condenado a todo trapo, y si no me llevo una mantilla acabo pasando frío. no lo soporto. un año estuve currando envasando salmon ahumado (lo odio de por vida, por supuesto) y salía con tanto frío en el cuerpo que cuando me metía en el coche, que estaba al sol, agradecía los 500 grados que había de temperatura en el interior, y no abría las ventanillas hasta 10 minutos más tarde. cosas que pasan.
un beso, currante!!
Hanatori.